Vergüenza y desvergüenza

Viernes 15 de julio, han pasado las doce del mediodía cuando se produce un nuevo despido en Toprural, como viene siendo habitual en esta empresa el despido no tiene justificación alguna, En este caso le toca de nuevo a un compañero de esta Sección Sindical, y ya van cinco. Nuestro compañero lleva más de siete años en esta empresa y ha sido un pilar fundamental sobre el que Toprural se ha levantado, curiosamente desde que la dirección de Toprural tiene conocimiento de su militancia sindical se le ha atacado de forma sistemática siendo su despido la culminación a la aberrante actitud profesional de personas como el director de RRHH de Toprural.

Hablan mejor los hechos:

  • Después de obtener una reducción de jornada nuestro compañero es relegado de su puesto alegando la empresa que una persona con reducción de jornada no puede tener un puesto de responsabilidad. Dicho puesto actualmente es ocupado por otra persona con reducción de jornada.

  • Pasado un tiempo la empresa avisa al trabajador que rescinde su reducción de jornada y que en septiembre de este año debe volver a la jornada normal, la justificación es la carga de trabajo cuando unos meses antes habían despedido a dos compañeros del mismo departamento aduciendo que no tenían carga de trabajo suficiente. Por casualidad eran también de la Sección Sindical.

  • Mes y medio antes de volver a recuperar la jornada normal, y cuando se suponía que la empresa necesitaba cubrir más horas, se produce el despido del compañero cuando ya han pasado más de seis meses de su nueva jornada laboral, con lo cual la empresa puede indemnizar el despido en vez de con el salario correspondiente a su jornada laboral completa (7 años trabajados) con el salario de su “nueva jornada reducida” (8 meses trabajados) ahorrándose gran cantidad de dinero en los costes del despido, y reduciendo la cantidad apercibida como prestación de desempleo, ya que se contabilizan únicamente los últimos 6 meses trabajados, es decir, es como si el compañero hubiese trabajado casi 8 años con jornada de 6 horas diarias.

Pero como todo, estos acontecimientos han ocurrido bajo un contexto determinado, repasémoslo brevemente:

El ocho de junio Toprural presentó en su blog externo los resultados del año 2010.

Como respuesta a esta publicación y a los datos que dispone esta sección sobre salarios y balances económicos en Toprural se presentó esta propuesta a la dirección de la misma. Como respuesta la sección obtuvo en el mejor de los casos respuesta esquivas remitiéndonos a asesores externos a Toprural, de los cuales se obtuvo como respuesta la imposibilidad de valorar las propuestas.

Un mes después esta sección ni siquiera había obtenido una reunión con la dirección de Toprural aunque si que habíamos recibido ataques por parte de algunos directivos de la misma tanto en internet como en persona.

Finalmente el 18 de julio se concierta una reunión con Toprural a la que solo asisten por parte de la misma, el director de comunicación, la abogada externa de Toprural y la responsable de administración. De esta reunión no podemos extraer otro análisis que el siguiente:

  • Toprural entre 2010 y 2011 ha reducido la plantilla de casi 50 trabajadores a 38 (situación que consideran un éxito) y sin embargo ha incrementado sus beneficios hasta la cifra de 2083771€ de los cuales se han repartido en dividendos 1487038€, la avaricia no conoce limites.

  • Toprural utiliza los puestos de trabajo a su antojo con el único fin de incrementar los dividendos importándole poco o nada la situación salarial y laboral de sus trabajadores.

  • Toprural en todo caso entiende que la situación de crisis generalizada en España hace que puedan optar por no dar a parte de sus trabajadores siquiera unos salarios que les permitan vivir con dignidad.

  • Toprural entiende que las leyes laborales no son mínimos sino máximos que no se tienen por qué cumplir.

Tres días antes de esta reunión despiden a nuestro compañero, de este despido hacemos el doble análisis siguiente:

Toprural continua con su política de acoso a nuestra Sección Sindical, política que sabemos que tienen perfectamente planificada y que no va a terminar aquí. Por otra parte y de forma totalmente oportunista Toprural ajusta la fecha de un despido planificado con meses de antelación intentando utilizar el miedo para acallar las justas reclamaciones de gran parte de su plantilla.

A Toprural le responde esta Sección Sindical que ni nos va a callar ni nos asusta con sus ataques.

El departamento de contenidos va a notar la falta de este compañero y así lo han hecho notar el resto de trabajadores del departamento pero parece que a Toprural no le importa si sus clientes no reciben la mejor atención posible. La dirección de Toprural embarcada en su particular cruzada antisindical ataca sin ningún tipo de miramientos, da igual lo que se lleve por delante bien sea la calidad del servicio ofrecido, el contento de los trabajadores de la empresa o la imagen de la misma.

Desde la Sección Sindical de CGT en Toprural no aceptamos ningún despido y menos aún el despido del compañero, informamos de que lucharemos con todos los medios de que disponemos por la reincorporación de nuestro compañero despedido y de que los derechos de los trabajadores no se pueden comprar con dinero.

Resumen reunión Toprural – CGT sobre el bonus 2010 y el aumento de sueldos

Ayer lunes los Delegados de Plantilla se reunieron con representantes de la dirección de Toprural y su asesora laboral externa para iniciar un diálogo sobre las propuestas realizadas por la Sección Sindical de CGT en Toprural. A colación de los últimos resultados económicos de la empresa, la sección sindical realizó dos propuestas claras, éstas son:

1) Abono a todos los trabajadores del bonus correspondiente a 2010 y su ligación al balance de beneficios.
2) Aumento de sueldo del 20% a los salarios inferiores a 20.500 € brutos anuales.

En apenas media hora, ambas partes expusieron sus posiciones. La postura inicial de la empresa es que los sueldos son correctos y no negociarán subidas colectivas; que en ningún caso se abonarán bonificaciones con efectos retroactivos y qué cualquier cambio sobre el cálculo del bonus debería aplicarse a partir de 2012.

Quedó así patente la falta de empatía de la dirección de Toprural hacia la situación de los y las trabajadoras en su propia empresa. Entre otras perlas, Toprural aseguró que la reestructuración de plantilla durante 2010 había sido un éxito para todos (reducción de plantilla: 47 trabajadores el 31/12/2009 vs 38 trabajadores el 31/12/2010; aumento de beneficios del 25%) y que los trabajadores no estamos en condiciones de solicitar aumentos salariales o bonificaciones por muy bien que realicemos nuestro trabajo día a día.

En definitiva, Toprural lejos de querer mostrar una mínima actitud de comprensión, respeto y diálogo para con los trabajadores, se muestra distante y en permanente actitud de rechazo frente a cualquier petición.

Ni un paso atrás
Esta Sección Sindical quiere dejar claro que los trabajadores tenemos derecho a cualquier reclamación, sea de la naturaleza que sea, económica, social, laboral, etc. Nadie va a bloquear nuestro derecho a mejorar las condiciones de trabajo y seguiremos exigiendo por todos los medios necesarios lo que consideramos una reclamación justa.

En la reunión de ayer, a través de los Delegados de Plantilla, se expuso claramente la voluntad de diálogo y negociación para llegar a un acuerdo positivo para todos. Un acuerdo que pueda mejorar las condiciones económicas de una parte importante de la plantilla con sueldos brutos entre 14.500 y 20.500 € (14 pagas), y al mismo tiempo que favorezca un ambiente de trabajo óptimo para todos y todas.

Los representantes de Toprural se comprometieron en dar una nueva respuesta a las peticiones de la sección sindical. Esperamos que sea una apertura al diálogo constructivo y favorable a un acuerdo positivo para ambas partes.

Tercera petición de reunión con la empresa

La Sección Sindical de CGT en Toprural informa de que este lunes 11 de julio ha presentado ante la Dirección de la empresa la tercera petición en menos de un mes para celebrar una reunión con dos puntos sobre la mesa: la ligación del bonus al balance de beneficios de la compañía con efecto retroactivo al año 2010 y el aumento en un 20% de los sueldos correspondientes a los empleados cuyo bruto anual es inferior a los 20.500 €, así como cualquier otro asunto que pueda inquietar a cualquiera de las dos partes.

Deseamos tener a lo largo de esta semana la reunión que la Dirección ha rechazado con anterioridad.

Un saludo

Los números hablan

A fecha 13 de junio de 2011 la Sección Sindical de CGT en Toprural presentó ante la Dirección de la Empresa una petición para abrir una ronda de conversaciones con dos propuestas básicas encima de la mesa: la ligación del bonus al balance de beneficios de la compañía con efecto retroactivo al año 2010 y el aumento en un 20% de los sueldos correspondientes a los empleados cuyo bruto anual es inferior a los 20.500 €. La única respuesta provino a través de un correo electrónico tipo remitido por la asesora laboral externa de la empresa. La intención de los Representantes de los Trabajadores de reunirse directamente con la Dirección –la negociación compete a esta y no a los abogados porque se trata de asuntos de estrategia empresarial, no de interpretación jurídica- quedó en nada. La política del ninguneo a los delegados democráticamente elegidos volvió a escenificarse.

Entendemos que las peticiones propuestas son más que razonables para premiar el óptimo trabajo realizado por los empleados, permitir una repartición más equilibrada de las ganancias y un acortamiento en la brecha salarial. Lamentablemente la Dirección ni siquiera ha querido entrar a dialogar sobre estas u otras medidas y ha vuelto a demostrar su insensibilidad habitual ante el estupor general provocado por la publicación de sus resultados correspondientes al ejercicio 2010. Balance publicado en el blog externo de Toprural e ignorado en el interno, a buen seguro para evitar polémicas.

¿Qué pasó en 2010?

2010 no fue un año fácil: hubo que superar una migración que deparó innumerables problemas con los clientes de Toprural. El buen hacer de los empleados de la empresa recondujo una situación crítica que, a fecha 31 de diciembre y en plena crisis económica, solo deparó una reducción en la facturación del 6% (se pasó de 4,5 millones a 4,3 millones). La Dirección agradeció el esfuerzo de los trabajadores con despidos improcedentes (Los 47 empleados que acabaron el año 2009 se quedaron en los 38 de finales de 2010), dejando sin bonus al personal (porque “técnicamente” la empresa no había crecido) pero, eso sí, disparando su tasa de beneficios.

¿Cómo puede reducirse (aunque sea poco) la facturación y disparar la tasa de beneficios en un 25%? Pues recortando algunos gastos pero con especial mención a los sueldos y salarios. Esta partida se desplomó en 2010 en un 27%, sin duda como consecuencia del estrechamiento de la plantilla y la exclusión de pagas adicionales. Se abonaron en sueldos un total de 1.208.238 € a lo largo del año, cifra que puede parecer un buen pellizco. No lo es tanto si consideramos que las retribuciones del Administrador Único y la denominada alta dirección ascienden a la friolera de 406.106 € (supone un 40,15% del total antes indicado).

Esas sobresalientes retribuciones se quedan casi en calderilla en relación con los dividendos. Toprural dejó de lado la tradición empresarial de repartir beneficios con carácter anual y, en plena crisis, se permitió el distribuírselos hasta en cuatro ocasiones en 2010 por un valor total de 1.487.038 €. De ellos, 550.000 en diciembre, suponemos que para afrontar con garantías los gastos navideños. Por ejemplo, al socio fundador que posee el 28% de la propiedad le correspondieron un total de 416.370 €. Su socia obtuvo 178.444 € gracias al 12% de participaciones.

Los números hablan

La política económica de Toprural es clara: aprovecharse de una facturación inferior para pagar menos pero, a la vez, de puertas para afuera sacar pecho por los resultados.

– Dividendos netos: 1.487.038 € (2010) vs 1.185.197€ (2009)
– Beneficios antes de impuestos: 2.083.771 €
– Cuentas corrientes a la vista: 685.550 €
– Inversiones financieras: seis imposiciones a plazo fijo con interés entre el 2,52% y el 4% por un importe de 1.913.000 €
– Sueldos y salarios (antes de impuestos): 1.208.238 € (2010) vs 1.550.009 € (2009)
– Retribuciones del Administrador Único y alta dirección: 406.106 €
– Plantilla a fecha 31 de diciembre de 2010: 38 personas (vs 47 a 31 de diciembre de 2009).

evolución salarios (tomando un salario bajo de Toprural como ejemplo) vs beneficios en Toprural 2010-2011

¿Qué pedimos?

Queremos que el trabajador se sienta recompensado cuando gracias a su trabajo los beneficios no dejan de crecer año tras año. Queremos acabar con la trampa del bonus actual (reparto del 6% del crecimiento de la empresa), que en los últimos cinco trimestres ha dejado en nuestras arcas la mísera cifra de 884 € a dividir entre todos. El sector del turismo rural ha tocado techo y es improbable que recupere una senda de crecimiento continuado. Dado que no existen pagas extra y el nivel salarial es objetivamente bajo, lo justo es que tengamos algo así como la paga de beneficios que disponen otras empresas.

También queremos que los compañeros con salarios más bajos obtengan una retribución más acorde con su formación y trabajo. El 20% de aumento de sueldo que solicitamos para ellos puede sonar exagerado, pero en términos cuantitativos es irrisorio: un empleado con una retribución de 14.500 € brutos anuales (7.000 € menos que el sueldo medio en España) pasaría a percibir 2.900 € más (unos 200 netos adicionales al mes). O, lo que es lo mismo, ese pequeño reconocimiento para cada uno de estos trabajadores equivaldría al 0,19% de la tasa neta de beneficios de la empresa.

Nota: Las cifras aquí expuestas son públicas y de libre acceso en el Registro Mercantil Central.