Ausencias médicas y permisos retribuidos

Una vez más, desde la dirección de toprural pretenden quitarnos derechos adquiridos alegando que no están recogidos en nuestro convenio.

En esta ocasión, el tiempo necesario para las citas medicas tanto personales como las de las madres/padres con sus hijos, como el tiempo necesario para gestiones personales justificadas. Pretenden imponer la obligación de recuperar este tiempo si no es presentando un documento que justifique que este deber inexcusable no se ha podido realizar en horario no laboral

Esto significa, que en toprural se sienten con derecho a obligarnos a cambiar de pediatra si al que llevas a tu hijo no tuviera consulta por la tarde, dilatar citas médicas personales en el tiempo hasta conseguir horarios fuera de oficina, o en su defecto, obligarnos a recuperar este tiempo justificado en tareas personales ineludibles

Esto demuestra, una vez más, la falta de intención por parte de toprural de colaborar, dialogar y buscar puntos comunes que faciliten a los trabajadores el cumplimiento de sus deberes y de ayudar a la conciliación de la vida familiar y laboral, tema fundamental de aclarar y estipular deacuerdo a las nuevas normativas y leyes al respecto.

Esta situación nos parece gravísima ya que impide a parte de la plantilla compatibilizar su papel como trabajadores y padres con normalidad exigiéndoles una recuperación de horas justificadas imposible de realizar. Alguien que tiene una reducción de jornada se entiende que necesita todo el tiempo liberado de su trabajo y reducido de su sueldo para cuidar y hacerse cargo de sus hijos.

Con este nuevo intento de atropello, nos sentimos ofendidos ante la falta de humanidad planteando esta situación como algo estrictamente legal los trabajadores padres se sienten moralmente agredidos, al tratar el tema de la salud de nuestros hijos solo desde el punto de vista de sus intereses, llegando a plantear la obligación de un cambio de médico si esto conviene más a la empresa. Y todos, nos sentimos impotentes y manipulados y una vez más nos preguntamos hasta que punto puede la empresa cambiar protocolos que siempre han sido así, quitarnos derechos adquiridos que siempre han funcionado, e inmiscuirse en nuestras vidas privadas hasta el punto de decidir escoger nuestros medicos en función de las imposiciones de toprural.

¿¿¿¿TENEMOS QUE SEGUIR TOLERANDO QUE NOS ATROPELLEN IMPONGAN Y QUITEN DERECHOS ADQUIRIDOS A VOLUNTAD DE LA EMPRESA QUE AFECTAN GRAVEMENTE NUESTRA CONCILIACIÓN DE LA VIDA PERSONAL Y LABORAL????