Encuesta a los trabajadores de Toprural

Con motivo del primer año de representación sindical en Toprural lanzamos la semana pasada una encuesta anónima a todos los trabajadores. Más del 50% de la plantilla ha respondido, aquí tenéis los resultados:

1. Respecto a la información sindical recibida crees que… 
  •     Recibes mucha información → 5%
  •     Estás debidamente informado → 90%
  •     Recibes poca información → 5%
2. Respecto a tu participación en los temas de debate y decisiones sindicales crees que… 
  •     Te gustaría participar más → 25%
  •     Estás satisfecho con tu nivel de participación → 75%
  •     No estás interesado en participar → 0%
3. ¿Valoras como negativa alguna de las iniciativas desarrolladas por el sindicato? ¿Cual? ¿Por qué? (Nota: hemos agrupado los resultados en función de las respuestas facilitadas)
  •     Ninguna iniciativa ha sido negativa → 50%
  •     Debéis ser más dialogantes y reflexivos → 20%
  •     Debéis mejorar las consultas a la plantilla → 10%
  •     Hacéis mal uso de las redes sociales → 10%
  •     Pocos resultados reales → 5%
  •     NS/NC → 5%
4. ¿Valoras como positiva alguna de las iniciativas desarrolladas por el sindicato? ¿Cual? ¿Por qué? (Nota: hemos agrupado los resultados en función de las respuestas facilitadas)
  •     Todas las iniciativas han sido positivas → 50%
  •     Propuestas de formación y clases de idiomas → 20%
  •     Mejora del calendario laboral → 10%
  •     Hacer cumplir el convenio → 10%
  •     Buena información → 5%
  •     NS/NC → 5%
5. En general ¿Qué valoración tienes del primer año de representación sindical?
  •     Muy positiva → 40%
  •     Positiva → 40%
  •     Regular → 15%
  •     Negativa → 0%
  •     Muy negativa → 5%

6. Y por último, sugerencias ¿en qué tipo de iniciativas te gustaría que centráramos nuestros esfuerzos durante el próximo año?

    Más repetidas
  •     Formación más transparente para todos
  •     Revisión de los contratos y categorías laborales
  •     Cumplir con las 13 semanas de jornada intensiva
  •     Mejora salarial
  •     Más días de vacaciones
  •     Mantener los derechos adquiridos
    Otras:
  •     Plus de idiomas en las nóminas
  •     Revisión de objetivos y comisiones
  •     Mayor información sobre el traslado
  •     Facilitar información laboral y jurídica
  •     Jornada intensiva durante todo el año
  •     Mayor rapidez en la resolución de conflictos
  •     Agotar las horas sindicales
  •     Información en caso de bajas médicas
  •     Mejor comunicación
  •     Cursos de inglés para todos
  •     Flexibilizar horarios (teletrabajo)
  •     Más participación
  •     Mejorar relación sindicato/empresa
  •     Repartir beneficios más equitativamente
  •     Poner fin a situaciones de acoso laboral
  •     Hacer un estudio de la evolución de la plantilla
Anuncios

¡Democracia Real YA! No somos mercancía en manos de políticos y banqueros




EL 15 DE MAYO  ¡TOMA LA CALLE! Madrid: 18h. Plaza Cibeles
Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.

Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.

Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:

  • Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.
  • Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.
  • El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.
  • La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.
  • El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.
  • La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.
  • Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.
  • Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.
  • Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.

Por todo lo anterior, estoy indignado.

Creo que puedo cambiarlo.

Creo que puedo ayudar.

Sé que unidos podemos.

Sal con nosotros. Es tu derecho.